idigaud - Digital Selling

La comoditización de la creación de una web

El desarrollo de una web no es algo sencillo, pero con el paso de los años algo que inicialmente era muy complejo y por tanto costoso es cada vez más sencillo.

Si quieres inventarlo todo, seguirá siendo complejo. Pero existen estrategias para acelerar el desarrollo de cualquier web con una calidad más que suficiente. En este post os compartimos algunas ideas.

Como norma general, nos gusta empezar las cosas desde cero y utilizar una estrategia de lienzo en blanco. Con esa estrategia de libertad total, también nos empezamos a dispersar e invertir horas y horas hasta que el diseñador, el programador y el cliente se ponen de acuerdo.

En nuestra opinión, si bien es bueno no establecer restricciones iniciales, se muy bueno basarse en cosas que se han visto previamente y que al cliente le gustan. Tanto el diseñador como el programador muchas veces, tienen las restricciones de lo que conocen y a veces hay alternativas mucho más económicas e interesantes para el cliente. Un programador a veces huye de lo estándar para generar una dependencia. Una web es una commodity, el cliente tiene que poder cambiar de programador sin problema. Hay que ir a estándares.

Pero, hay otra forma de construir una web super profesional con poco esfuerzo y costes razonables. En lugar de partir de cero, la idea es partir de una serie de componentes personalizables que te permiten, a modo de LEGO, construir las diferentes páginas de tu web. A finales de los noventa, crear una web era una tarea totalmente artesana. 20 años después las cosas han evolucionado mucho y cada vez se puede desarrollar una web de forma más visual.

Las piezas para montar una web son:

  • El gestor de contenidos. La herramienta que facilita la creación y mantenimiento de contenidos sin la necesidad de saber programar. El programador montará el entorno inicial, y ya luego cualquiera puede crear los contenidos manteniendo una línea gráfica adecuada. Para la mayoría de webs que podemos necesitar, el gestor de contenidos de referencia en el mercado es WordPress. Sin duda, a no ser que quieras una web muy transaccional, para una web de contenidos WordPress es claramente una perfecta opción.

 

  • WordPress, permite personalizar tanto la imagen como el árbol de contenidos. Para la imagen, puedes utilizar algún tema / theme estándar o hacer que un diseñador te cree uno. Existen en el mercado miles de temas, así que seguro que hay alguno que te gusta. Sobretodo, asegúrate que es responsive, es decir que está preparado para los móviles. En Themeforest tienes un agregador de temas, pero si buscas por google hay muchos más.

 

  • Sobre wordpress existen diferentes plugins. Los plugins son componentes que implementan una funcionalidad específica como pueden ser un formulario de contacto, compartir en redes sociales, un popup y cientos de miles más. Hay plugins para casi cualquier cosa que te puedas imaginar.

 

  • En los últimos años ha cogido mucha fuerza un constructor visual de temas, que se llama Elementor. De forma superintuitiva puedes construir casi cualquier web que te puedas imaginar. Yo antes iba a themes ya diseñados, pero desde que utilizo Elementor, prefiero adaptarme a los diferentes componentes que dispone la herramienta. Es una librería super económica para todo lo que proporciona y te da una libertad casi total para montar sin tener que diseñar demasiado.

 

  • Finalmente, si necesitas expertos en desarrollo sobre estas herramientas, hay muchos locales que ya las dominan. Además en Elementor, tienes un marketplace de expertos. Otra alternativa, que he utilizado varias veces y con buenos resultados es Fiverr.com. Es otro marketplace, en esta ocasión de servicios profesionales y encontrarás expertos en muchas cosas, en especial en diseño adaptado a WordPress y Elementor.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: